MÁS QUE UNA PROFESIÓN
La mejor carrera para crecer, un estilo de vida y una forma de pensar.
Estamos cada vez más involucrados en una sociedad compleja, interactuando en ámbitos amplios y diferentes; utilizando lenguajes diversos –no sólo en términos del idioma, sino lenguajes técnicos-. Esta tendencia señala una importancia creciente en los atributos personales del profesional: carácter, iniciativa, actitud, conciencia profesional –ética y calidad técnica- y, sobre todo, calidad humana; es decir, tener una cultura humanística, con empatía y conciencia social y una voluntad de hacer y comprometerse para responder a la compleja problemática del mundo en que vivimos.

En este proceso juegan un papel importante las instituciones educativas, que se encargan de la formación del capital humano y la transmisión y difusión de los conocimientos, lo que hace necesario contar con modelos educativos que reaccionen a los cambios y retos derivados de los avances generales y tecnológicos, considerando los requerimientos de los empleadores.

Ante estas circunstancias, elegir una carrera profesional puede ser una decisión difícil. Muchos estudiantes carecen de información adecuada y experimentan confusión e incluso la presión de sus padres, que buscan imponer sus gustos. Algunos más pueden optar por carreras que consideran que son muy rentables; sin embargo, es recomendable obtener información suficiente sobre el campo de acción, potencial de desarrollo, alcance, remuneración, independencia para actuar y todo lo relacionado a la carrera que nos guste.

La carrera elegida será fundamental para nuestro desarrollo futuro y definirá las actividades de nuestra vida laboral, por ello es fundamental asegurarse de que la profesión elegida nos permita diversas opciones de crecimiento.

Ser Contador Público (C.P.) es más que una carrera, es un estilo de vida y de pensar, ya que nos presenta diversas opciones de desarrollo, crecimiento y seguridad económica. La Contaduría es única porque te permite elegir; es decir, se trata de una profesión que te introduce al mundo de los negocios para manejar información financiera y económica, que permite ser el tomador de decisiones; y cuando se le añade el término pública adquiere connotaciones muy importantes, ya que su responsabilidad es para con la sociedad o público en general, por lo que la ética de este profesionista juega un papel primordial.

El aumento de la diversidad y competencia en un mundo de mercados globales, nuevas tecnologías y constantes cambios de normatividad y legislación plantean retos que algunos contadores públicos ven como obstáculos, mientras que otros los asumen como oportunidades de crecimiento y desarrollo. Lo cierto es que la profesión demanda constante estudio y crecimiento.

De las condiciones de la economía, los avances en la tecnología y los constantes cambios se desprenden requerimientos que definen el papel que desempeña el C.P., y hacen más relevante su función en la sociedad, por lo que deberá contar con una visión global que le permita adaptarse y tener la apertura necesaria respecto al cambio y las innovaciones.

Dadas las tendencias a la homologación y convergencia hacia las normas y prácticas internacionales, es importante tener una formación acorde a las condiciones de una economía abierta y globalizada, que opera con nuevas reglas y se basa en el uso intensivo de capital financiero, con redes de tecnología y comunicación masiva, y grupos multidisciplinarios y poli-culturales. De ahí la necesidad de mantenerse actualizado y en constante aprendizaje para atender estos requerimientos.

AMPLIAS OPORTUNIDADES DE DESARROLLO Y ACTIVIDAD

El contador requiere de una formación humanística que, junto con sus habilidades, destrezas profesionales y valores, le permitirán insertarse en la actividad profesional con base en un proceso de análisis y reflexión, construyendo su propio conocimiento, lo cual le permitirá adaptarse rápidamente a las nuevas generaciones y circunstancias, enalteciendo su persona y la profesión. Esta profesión se centra en el individuo, por lo que el C.P. requiere una actitud permanente de adquirir conocimiento e identificar oportunidades.

El Contador Público está capacitado para desempeñarse eficientemente en cualquier sector: financiero, industrial, comercial, gubernamental, etc., ya sea de forma independiente o como parte de una organización, realizando tareas como contabilidad, auditoría, impuestos, costos, finanzas, presupuestos, consultoría en general, estrategia, y otras. El conocimiento integral de la profesión permitirá al CP desempeñar altos puestos ejecutivos, dirección general y ser consejero de cualquier entidad con el suficiente conocimiento para enfrentar los retos que las circunstancias le presenten.

Ante la rapidez de los cambios en los diferentes ámbitos de la profesión, el Contador Público es un profesionista en constante aprendizaje ya que debe actualizarse y adaptarse a las nuevas prácticas  que surjan de dichos cambios; de ahí su capacidad para aprender de manera continua y permanente. El constante aprendizaje le capacita para discriminar información con estrategias de estudio independiente que le permiten analizar y construir su propio criterio y saber.

Muchas de las decisiones de las organizaciones se dan a partir de la información que genera el CP, trascendiendo las fronteras de su actividad directa. Esta información permite a las organizaciones optimizar recursos que en ocasiones son muy limitados, y tomar decisiones adecuadas evitando así costos económicos o sociales.

La eficiencia de un Contador Público descansa en su formación técnica íntegra, ética y humanística, su actualización constante y su visión hacia el futuro.

El conocimiento y análisis profundo de la información y de la empresa obligan a un juicio ético y oportuno, enaltecen los valores, fortalecen el espíritu e impiden intimidarse ante situaciones difíciles, manteniendo una independencia absoluta en su criterio.

La carrera de Contaduría Pública te ofrece un cimiento sólido sobre el cual puedes construir un desarrollo rápido y con perspectivas hacia cualquier área. Desde los primeros años de estudio de la carrera se presentan oportunidades laborales que generan experiencias ricas y generan un reto permanente de independencia, confianza, valores sólidos y constante conocimiento.

VENTAJAS DE SER CONTADOR PÚBLICO

Algunas de las ventajas que ofrece la profesión son las siguientes:

  • Liderazgo: Con algunos años de experiencia, el Contador Público puede ser un líder visionario con mejores opciones.
  • Centrado en valores. Actuar con base en valores, centrado en el individuo, genera bienestar y satisfacción en el ser.
  • Estímulo constante: Ofrece oportunidades importantes en los sectores de banca y finanzas, así como en empresas internacionales en áreas de consultoría, auditoría, finanzas corporativas, sector fiscal, recursos humanos y otros. Alta remuneración económica.
  • Flexibilidad. Se puede desarrollar en diferentes contextos, tanto de forma dependiente como independiente.
  • Gran Alcance. Su desarrollo no tiene límites; cuenta con conocimientos suficientes para la alta dirección y desempeño en el sector empresarial.
  • Constante crecimiento. Con un perfil emprendedor y de autoaprendizaje, el Contador Público tiene el potencial de crecer constantemente.
  • La profesión se organiza de forma colegiada. Define normas y estatutos, cuida del adecuado desempeño de los profesionistas y se encuentra representada por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) mediante los colegios en todo el territorio nacional.

ENORME POTENCIAL PARA CRECER

La carrera de Contador Público es una carrera enriquecedora, con grandes oportunidades de crecimiento. Por ello es indispensable que el Contador Público se prepare en conocimientos, liderazgo y actúe con un sentido desarrollado de la ética, el manejo de las relaciones humanas y la comunicación. Los Contadores Públicos son factores del progreso empresarial y facilitadores de procesos de mejoramiento de las organizaciones.

El Contador Público tiene un papel decisivo en una economía global, por esta razón debe ajustarse  a esos cambios, convirtiéndose en un administrador diestro de este proceso, capaz de determinar la necesidad y la forma de inversión estratégica, así mismo ser capaz de manejar los riesgos inherentes.

La tarea y misión del Contador Público es proveer un servicio profesional que siempre exceda las expectativas de sus clientes y del público. Para ello es necesario aceptar el permanente desafío con la fuerza del conocimiento y la voluntad para alcanzar siempre el éxito.

El reto para el Contador Público es aceptar dignamente el valor que tiene la profesión ante la sociedad, las nuevas generaciones aceptar el reto de mantener e incrementar ese valor, evitando por comodidad, estudiar solo una parte de la completa profesión, las instituciones educativas responder con prontitud y eficiencia a los cambios, reinventando al Contador Público en un tronco común de estudio, y conformando especialidades que garanticen la conservación de esta invaluable y completa profesión, y no partiendo con diversas denominaciones su integral de estudio.

C.P.C Carlos Granados Martín del Campo

Director De la Paz, Costemalle-DFK